28/09/2010

En: Actualidad, internet, Publicidad, Redes Sociales


sentidocomun_tweet-publicidadDesde poco antes del verano se ha puesto en marcha una nueva forma de hacer publicidad en Internet. Durante estos últimos meses se ha ido ofreciendo de forma gratuita a algunas importantes empresas (en Estados Unidos), y ahora comienza a extenderse y normalizarse su uso.

Se trata de la red social de microblogging Twitter. La única que parecía no encontrar la forma de rentabilizar su creciente penetración en la sociedad 2.0 sin perder su esencia ni “traicionar” a sus usuarios.

Pero parece que han encontrado al fin una forma de permitir a las empresas hacer promociones a través de los “tweets” sin generar rechazo a los usuarios.

No obstante hay que tener en cuenta que la publicidad en redes sociales tiene un lenguaje y un formato necesariamente adaptado a los valores 2.0.

Promoted Tweets son mensajes ordinarios que son destacados ante los usuarios y aparecen como primer resultado cuando realicemos una búsqueda de mensajes en el servicio. Su patrocinio está claramente señalado con un mensaje resaltado y sólo se muestra un mensaje patrocinado por búsqueda.

Promoted Trend. Los Trending Topics son las palabras clave que más se están repitiendo en tiempo real en la red de microblogging. Las empresas pueden contratar alguna palabra clave para que aparezca en esta lista que aparece a todos los usuarios en su pantalla principal de Twitter.

De momento han sido las grandes empresas las que están contratando este tipo de publicidad, que, por cierto, no es barata. Más de 100.000 dólares por una palabra en la lista de tópicos. No obstante, la mayoría de las compañías que lo han probado están repitiendo (el 80 % de ellas, según Dick Costolo, vicepresidente de operaciones de Twitter). ¿Es eficaz? parece que sí. Se está consiguiendo una interacción de los usuarios con los tweets pratrocinados (es decir, los clics) del 5%, mucho mayor al porcentaje que se maneja en el resto de Internet (una campaña normal de Google AdWords obtiene en promedio entre 1% y 4% de respuesta, mientras que los banners tradicionales o los anuncios en Facebook sólo reciben entre 0,2% y 0,5%).

Lo único que le echan en cara a este sistema de publicidad es que no es suficientemente flexible a la hora de enfocar las campañas, y que no hay suficientes herramientas para medir su impacto.


Deja un comentario

*