24/01/2012

En: Comunicación, internet, Publicidad


20120124_online-tvHoy día todas las marcas se preguntan si este 2012 se impondrá más la publicidad en Internet o en la televisión tradicional. Pues bien, a través de un estudio realizado por Nielsen, en el que participaron 14.000 personas, se ha concluido que el vídeo online es más recordado que el spot televisivo, exactamente un 65% frente a un 46%.

Por lo tanto, de este estudio y su análisis podemos extraer la conclusión de que los medios tradicionales están experimentando un descenso de efectividad con respeto a los canales digitales. Ahora bien, la publicidad digital no lo tiene todo ganado, pues también se enfrenta a grandes desafíos como mantener el equilibrio entre efectividad y competencia.

Es cierto que el spot televisivo debe reinventarse e ir hacia una posición, pero lo que de verdad debe producirse es una integración de ambos estilos de publicidad.  Tanto la publicidad televisiva como la online alcanzan su máxima eficiencia si se utilizan equitativamente; por lo tantos las marcas tienen que conseguir  tener una presencia competitiva en ambos medios.

La clave para conseguir esto está en las razones por las cuales la televisión está quedando subordinada a Internet. Los smartphones y tablets se están convirtiendo en las fuentes de distracción más habituales, por lo que el uso simultáneo de ambos modelos publicitarios permite obtener una mejor cobertura para la marca.

El hecho de que millones de consumidores interactúen en red hace que las marcas se sientan atraídas hacia el vídeo online, pues éste acaba siendo un valor añadido para las empresas. La ventaja competitiva para las marcas se encuentra en la red y es por eso que el triangulo de reinvención de los spots publicitarios lo conforman el lujo para soñar, el humor para impartir y la información para aprender.

Pero el gran problema de fondo radica en que el descenso de las inversiones en publicidad televisiva no es consecuencia de la crisis, sino de un cambio en el sistema publicitario y en la comunicación actual, donde la conclusión más destaca vuelve a ser la importancia de escuchar a los clientes.

Fuente: Nielsen Wire


Deja un comentario

*